Tras el empate logrado en Santiago contra Chile (1-1), la Selección Nacional concentró su mirada en la Copa América, torneo en el que la Verde debutará el lunes 14 (20:00) contra Paraguay en el estadio Olímpico Pedro Ludovico Teixeira de Goiania.

Bolivia sólo avanzó en una ocasión a los 4tos de final del torneo de selecciones más antiguo del mundo en los últimos24 años, en 2015 sucumbió luego ante Perú, por lo que ahora la Verde busca avanzar en un formato atípico del evento, por ahora en duda, dadas las posiciones de las autoridades de Brasil, no menos cierto es que la Conmebol tiene elaborado los protocolos de bioseguridad, además del calendario de encuentros con horarios y sedes definidas, por lo que las selecciones participantes ya comenzaron a arribar a los hoteles donde quedarán en una burbuja sanitaria.

Antes del traslado a tierras brasileñas el avión que transporta a la delegación boliviana descendió a la ciudad de Santa Cruz, después continuó el viaje y quedar concentrados a la cabeza del técnico César Farías, quien afirmó que la Verde ante Chile sumó un punto de oro ante un rival que «nos superó en todas las facetas… al final son los puntos los que te llevan al mundial… el fútbol es sufrimiento, alegría… estamos muy contentos».

Los seleccionados bolivianos llegarán a este campeonato con el ánimo elevado, eso se mostró internamente, los jugadores no se cambian por nadie, el empate conseguido ante los chilenos recargó las pilas de la ambición y se advierte que cada jugador nuevamente tiene hambre de victoria, no menos cierto es que la Serie boliviana es complicada, pues volverá a jugar contra Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay, los dos primeros campeones en los años 2015 y 16 de manera respectiva.

«Ya cambiamos de chip, queremos hacer una buna Copa América, seguir la línea que seguimos en los últimos tres partidos, no queremos que sea un espejismo, tenemos las armas suficientes para enfrentarnos de igual a las otras selecciones, buscaremos pasar de fase», expresó Juan Carlos Arce a la prensa local.

Para el debut el técnico venezolano ya podrá contar con Erwin Saavedra, el jugador de Bolívar no jugó contra Chile por acumulación de tarjetas amarillas.