De jóvenes todos tuvimos sueños, unos se cumplen y otros tantos (la mayoría de hecho) no, es por ello que aquellos que sí se hacen realidad son los más preciados, y uno de ellos se llama hoy en día y desde hace 88 años Club Always Ready.

El club Always Ready, fue fundado un 13 de abril de 1933 alrededor del monumento a Cristobal Colón en el Prado paceño. Un grupo de entusiastas muchachos decidieron fundar este club con el compromiso de ser los futuros campeones del fútbol paceño. La entidad, luego echó raices en la zona de Miraflores. En su haber, está el hecho de ser el único club boliviano en haber realizado una gira por Europa, en 1961. Nombres de la talla de Juan Américo Díaz, Ricardo Fontana, Luis Galarza, Luis Iriondo, Benjamín Robles, entre algunos.

Como la mayoría de los clubes en La Paz, Always Ready se fundó por el entusiasmo de un pequeño grupo de jóvenes. Alejandro Barrero Delgado, Jorge Carrasco Villalobos, Mario Carrasco Villalobos, Hugo Carvajal, Augusto Gotrett, Reynaldo Guerra, Mario Lara, Octavio Limpias, Roberto Méndez Tejada, René Pinto Tellería, Julio Poppe, Luis Recacochea, Alfonso Romero Loza, Federico Zuazo Cuenca.

¿Y cómo lo llamamos?, era la pregunta, White Star, era una opción, pero entre jóvenes la mayoría de ellos boy-Scouts, surge el mundialmente conocido lema, «Siempre listos» o su versión en Inglés, Always Ready, y así quedó para la historia. Alejandro Barrero Delgado, un pionero de la minería del azufre en Bolivia y gran explorador de la zona de Lípez en Potosí, fue elegido Presidente. En el inicio de los años 40 participó en la categoría “Intermedia”, lo que ahora vendría a ser la Primera B de la época amateur. En 1949 logró el ascenso a la Primera A, un año antes de la creación del profesionalismo en Bolivia (1950), por lo que Always Ready se convirtió en uno de los clubes fundadores del profesionalismo en Bolivia, como lo fue en 1977 cuando se creó la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

Always obtuvo su primer título nacional en 1951, fue subcampeón en 1952 y 1953. Fue otra vez campeón en 1957, subcampeón en 1959 y en 1967. Jugó los torneos de la Liga entre 1977 y 1981, año en el que descendió; y entre 1986 y 1991, cuando volvió a caer.

Una gira de 3 meses, entre agosto y noviembre de 1961, visitando Dinamarca, Bulgaria, Grecia, Francia, Bélgica, Rumania, Escocia, Inglaterra y España y con  nombres célebres del fútbol mundial como Hertha Berlín o Sevilla jugaron contra el millonario, orgullo, de jugar en Europa, algo que sólo puede presumir el club millonario.

Antes lo habían hecho en 1951 y 1957. 

El equipo Millonario fue fundado el 13 de abril de 1933. En 1951 consiguió su primer título nacional. En 1955 jugó en la segunda división, volvió al profesionalismo en 1956 y un año después, en 1957, conquistó su segundo título.

En 1967 fue subcampeón de la Copa Simón Bolívar y jugó su primera Copa Libertadores. Poco después, inició la época negra. Perdió la categoría en 1970 y, aunque logró volver a la primera en 1972 y fue parte de la fundación de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano en 1977, no tuvo suerte y se le vino una década de ascensos y descensos, hasta casi su desaparición del fútbol nacional. 

Llegarían los años malos, la escasez de recursos y los problemas dirigenciales eran el principal problema, y al existir esas desavenencias, era cuestión de tiempo para que deportivamente el club sufra las consecuencias.

Descensos, el último en 1991 y el esfuerzo de la familia Carrasco (más conocidos por su trabajo en El Diario) no eran suficientes, y el club pasa en 2014 a ser administrado por BAISA, además de tener una hinchada reducida y como dijo en su momento uno de sus principales hinchas, Carlos Mesa, «El club tiene como hinchas a personas mayores de 45 años, el último título se ganó en esa época».

Emeterio Díaz, presidente del club en 2013, comparte con la escuela Ramiro Castillo la administración del club y luego llega BAISA. Hasta que en 2015 aparece el flashpoint (evento que cambia una historia como concepto científico), en una hasta ese momento complicada historia para el club Always Ready, Fernando (padre) y Andrés Costa (hijo) se hacen cargo del club, como principal premisa, ascender e ir paso a paso, siendo campeones de la Primera B de La Paz y en 2016 compitiendo en la Copa Simón Bolívar, torneo en el que la dirigencia también aprendió mucho y terminó armando el plantel competitivo que se solidificaría después.

En 2017, sin saberlo aún, Always Ready jugaba sus últimos partidos como local en el estadio Hernando Siles. Con la asistencia que no era la esperada en los partidos de la Simón Bolivar, y con la experiencia previa de que a equipos como La Paz FC, Iberoamericana o Mariscal Braun, les había costado el competir en hinchada con Bolívar y The Strongest, y la dirigencia decide llevar el fútbol del millonario al estadio Municipal de Villa Ingenio en El Alto, siendo un reducto muy complicado, en el que la banda roja logra una fortaleza que tal vez no se habría logrado en Miraflores.

Llega la participación en la temporada 2019 en la Primera División y Always Ready logra el cupo a Copa Sudamericana, y más allá de la eliminación ante un afamado cuadro colombiano, Millonarios, la banda roja lograba su primer triunfo internacional, pero lo mejor estaba por llegar, el título tras 63 años, el período entre coronas más largo en Sudamérica, con Eduardo Villegas primero y con Omar Asad al final, llegaba el anhelo máximo para el cuadro millonario.

A días de lograr del debut en Copa Libertadores, con un enconado rival como el Internacional de Porto Alegre, bicampeón del torneo, con un plantel quizá el más caro del país y un anhelo de muchos, el Centro de Alto Rendimiento propio, un mejor aniversario no podía tener Always Ready, con mucho que agradecer a Fernando Costa (hoy presidente de la Federación Boliviana de Fútbol) y Andrés Costa, junto a directivos como Steven Díaz, Luis Salazar, Marcelo Ortíz, Silvia Guzman o Ana Belén Zapata, además del jefe de prensa Jorge Guillén, quienes trabajan para que en club se mantenga con una premisa que ya se superó pero sigue siendo un gran sustento, El Gigante despertó y está más fuerte que nunca, feliz aniversario Club Always Ready.