La desazón de un jugador de Girona tras el empate.

Texto y foto: Prensa Girona

En una lucha de titanes y en medio de una decisión polémica del VAR, el Girona, del boliviano Marcelo Claure, igualó 0-0 con Real Sociedad, en un duelo caracterizado por la controversia, después de que se anuló la jugada del tanto del equipo gerundense, por un offside que ocurrió en la mitad de la cancha, en el encuentro disputado en Montilivi, por la fecha 23 de LaLiga 2023-2024.

El equipo del millonario boliviano también se lamentó porque el árbitro del encuentro, Gil Manzano, expulsó al entrenador MíchelSánchez y mostró la quinta tarjeta amarilla a Daley Brind y Yangel Herrera, quienes no podrán ser parte del partido ante Real Madrid, el sábado 10 de febrero, a partir de las 13:30, hora boliviana. 

“Un empate contra la Real Sociedad (0-0) en un partido muy competido. Nos han anulado un gol legal que lo veo y lo veo en el VAR y no entiendo cómo. Toca seguir sabiendo que todo será más difícil. Y el sábado iré al Bernabéu con toda la ilusión. Som-hi Girona”, escribió Claure en sus cuentas de las redes sociales. 

“¡Así, así, así gana el Madrid!” y “robo, robo…” se escuchó en las graderías del estadio del equipo catalán, después de que el VAR anuló la jugada de gol por un sorprendente y muy riguroso fuera de juego. A los 23 minutos de juego, los locales abrieron el marcador con un gol de Yangel Herrera tras un gran pase de Sávio para poner el 1-0, pero el árbitro no lo dio por válido al ver un fuera de juego ocurrido casi 40 segundos antes de la acción que acabó en gol a favor del Girona.

“Creo que el arbitraje jugó mucho. Pero el empate no es un paso atrás. La Real Sociedad es un gran equipo. Ellos jugaron bien y nosotros también”, resumió Sávio, tras el encuentro que dejó al Girona en el segundo lugar de la tabla de posiciones, con 56 unidades, una menos que Real Madrid (57), que es puntero con un partido menos. El equipo blanco recibirá hoy al Atlético de Madrid, desde las 16:00, hora boliviana.  

Real Sociedad también marcó un gol en la primera parte. En la media hora del juego, Mikel Oyarzabal convirtió después de un rebote tras un disparo de Brais Méndez, pero estaba en claro fuera de juego. 

En el complemento, el equipo visitante se adueñó de la pelota. Mientras que el equipo de Míchel buscaba paliar la ausencia de ArtemDovbyk “por molestias físicas”, según el comunicado del Girona. 

Al final del lance, el Girona sufrió la expulsión del DT Míchel y no estará en el Santiago Bernabéu. Tampoco estarán Herrera y Blind, porque vieron su quinta cartulina amarilla.

“Cuando hay segundas o terceras jugadas…no debería entrar el VAR”, criticó Míchel, al final del juego en Montilivi.