El festejo de Isnaldo en el primer gol del equipo atigrado.

Foto: Futbolmania

The Strongest sacó sus credenciales de campeón liguero, la noche de este miércoles remontó un marcador adverso y derrotó a Wilstermann por 2-1 en el estadio Félix Capriles en partido por los cuartos de final de la Copa de la División Profesional. Ambos rivales volverán a verse las caras el viernes por la fecha 33 de la Liga.

Los atigrados tienen un pie en la semifinal del torneo, en la que se medirán con el vencedor de la llave Blooming – Royal Pari. Para llegar a esa instancia deben empatar en La Paz en el lance que se llevará adelante el 10 de diciembre.

Wilster comenzó mejor el partido, fue rápido e incisivo. Tuvo un eje llamado Rodrigo Amaral que estuvo inspirado e hizo jugar a su equipo, se complementó con John Velásquez y Alejandro Chumacero, además de Ariel Nahuelpan.

El 1-0 llegó a los 12 minutos tras un pase filtrado del uruguayo para Alejandro Chumacero que definió alto ante la salida de Rodrigo Banegas.

Los aviadores se vieron sólidos en el campo de juego y los atigrados erráticos, como a los 25 que Amaral aprovechó una falla en la salida de Diego Wayar para sacar un remate que pasó cerca de la puerta de los atigrados.

El equipo paceño tuvo dos aproximaciones en esta etapa, a los 13’ Enrique Triverio remató alto y fuera y a los  19’ el mismo atacante llegó a puerta de Pipo Giménez con un cabezazo, pero el balón salió desviado.

En la parte final el Papu Velásquez, que tuvo a mal traer a Daniel Lino, escapó por la derecha y en el área mayor sacó un disparo que salió encima de la portería de los atigrados.

En el complemento la figura cambió. El Tigre hizo tres cambios que le dio resultados y se apoderó del terreno de juego, a ello se sumó el cansancio de varios jugadores del equipo valluno que no hacían pie en la cancha.

En la presión de los paceños, cuando se jugaba el minuto 55’, Robson Dos Santos trabó a José Flores en el área mayor, el juez Gery Vargas cobró penal que a los 57’ transformó en gol Eugenio Isnaldo 1-1.

El Tigre continuó con la presión y pudo anotar el segundo cuando se jugaba los 66’. Se juntaron Jaime Arrascaita y Enrique Triverio, pero el remate final lo salvó Chumacero.

Tres minutos después los de Achumani consiguieron el tanto de la victoria. En un ataque por la derecha Isnaldo recibió el balón al borde del área grande y con un disparo bajo logró el segundo de los atigrados, el del triunfo.

Hubo un par de llegadas más de los aurinegros y los rojos intentaron con contragolpes, pero el cansancio les jugó una mala pasada, por lo que terminaron cediendo los tres puntos en casa. Están obligados a ganar en la revancha que se jugará en el estadio Hernando Siles.