Foto: Real Madrid

Real Madrid se aseguró su plaza en los octavos de final de la Champions tras ganar 3-0 al Sporting de Braga este miércoles, a falta de dos jornadas para el final de la fase de grupos.

Brahim Díaz abrió la cuenta (27), que ampliaron Vinicius (58) y Rodrygo (61) para mantener al Real Madrid (12 puntos) líder del grupo C, por delante del Nápoles (2º, 7 puntos), que empató 1-1 este miércoles con el ya eliminado Unión Berlín.

Los merengues tienen asegurado uno de los dos primeros puestos que dan acceso a los octavos de final, una cita a la que nunca han faltado en  el actual formato de la competición continental desde mediados de los años 1990.

Con un pleno de cuatro victorias en cuatro partidos, el equipo blanco recibirá a finales de mes al Nápoles para tratar de asegurar su pase como primero de grupo.

Brahim, que fue una de las grandes sorpresas en el once inicial del Real Madrid, desatascó con su tanto inicial a un Real Madrid hasta ese momento muy atenazado sufriendo las embestidas del Sporting.

Los portugueses entraron con mucha intensidad en el partido, percutiendo por las bandas, especialmente por la izquierda donde Bruma fue una pesadilla para la defensa merengue.