Los jugadores Luis Haquín, Moisés Villarroel, Jaume Cuéllar y Boris Céspedes llegaron esta madrugada a Santa Cruz para sumarse a la concentración de la selección nacional que está casi completa y apuntando al juego debut por las clasificatorias al Mundial 2026 ante Brasil.

Los cuatro futbolistas se suman a Marcelo Martins que se incorporó al grupo ayer por la tarde y sólo esperan a Roberto Carlos Fernández que juega en Rusia y viajará en forma directa a la sede del encuentro, Belem.

“Es algo que uno siempre aspira y busca. Estoy contento por esta oportunidad. A Dios gracias las cosas salieron como teníamos en mente, todo va de la mano. He tenido confianza y respaldo del cuerpo técnico, estoy contento”, afirmó Luis Haquín, quien es capitán del Deportivo Cali de Colombia.

Sobre el juego con la canarinha, aseveró que en ese equipo están los mejores del Mundo y que tienen que ser inteligentes.

En tanto, Villarroel que es parte de las Águilas Doradas, otro equipo colombiano, aseveró que tiene muchas ganas de trabajar, además que atraviesa un buen momento por los minutos que ganó en suelo cafetalero.

“El técnico nos mandó videos y vimos lo que hicieron en este tiempo, estamos al día. Desde hoy estamos órdenes del técnico para lo que sea”, apuntó Villarroel.

También arribaron a la capital oriental Boris Céspedes que proviene del fútbol suizo y Jaume Cuéllar de España. Los dos no trabajarán hoy por la mañana con el equipo, tienen descanso.

Foto: Moisés Villarroel en el aeropuerto de Santa Cruz (Futbolmania)