11406
PicsArt_01-07-10.47.04.jpg

HABLANDO NOS ENTENDEMOS....

El club San José tendría algo de oxígeno en un momento clave, encontrándose con la soga al cuello por las deudas numerosas que se tiene, ya que al menos dos de los demandantes expresaron su predisposición para solucionar los pendientes antes de la quita de puntos inminente al club orureño, en el inicio del Torneo 2021 de la División Profesional.

Ante la combinatoria de solucionar las deudas con el director técnico Eduardo Villegas, y los delanteros Carlos Saucedo y Rodrigo Ramallo (todos campeones con San José en el Clausura 2018), Villegas y Ramallo están abiertos a conciliar las deudas con el club, una vez que los dirigentes de la entidad orureña se comuniquen con ellos para evitar que caigan sanciones drásticas antes de iniciar el campeonato 2021.

En pasados días fue elegido como nuevo titular de la entidad Santa David Rivero y el director General Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Gastón Uribe, envió una carta a la institución orureña indicando que se venció el plazo de conminatoria de pago por las deudas contraída con Villegas, Ramallo y Carlos Saucedo, y que el caso pasará al Tribunal Superior de Apelación para la aplicación de sanciones.
Aún no se pronunció al respecto el delantero Carlos Saucedo (de último paso en Royal Pari en 2020), ni el volante Javier Sanguinetti (actualmente en Always Ready) y que llevan también un proceso conminatorio, como si lo hicieron el volante chileno Emanuel Ponce y el argentino Juan Manuel Leroyer, quienes desistieron de las deudas.

Otro pendiente que ya es un dolor de cabeza en la directiva santa es el préstamo de Carlos Lampe en 2019, firmado en 1.2 millones USD con el club chileno Huachipato.