11388
whatsapp_image_2020-12-31_at_16.22.46_1.jpeg

CUANDO GANAR Y GOLEAR NO SIRVEN DE NADA..

Bolívar culminó una temporada 2020 para el olvido tras superar a Oriente Petrolero por 4-1 en La Paz y alcanzar la fase 2 de la Libertadores 2021, un premio consuelo para el celeste que en ningún momento pudo asentar un equipo y menos aún lograr cohesión entre sus líneas.

Para lograr el título o al menos el pase a fase de grupos de la Libertadores 2021, el celeste debía vencer a Oriente en el Siles y esperar sendas derrotas de Always Ready en Potosí y The Strongest en Santa Cruz, combinación de resultados que finalmente no ocurrió.

Con nada por perder y la oportunidad de mostrarse, el onceno verdolaga dispuesto por Erwin Sánchez controló a Bolívar en gran parte de la primera mitad y hasta se animó a generar peligro con jugadas de Kevin Salvatierra, ante el asombro de los locales que más allá del remate al poste de Diego Bejarano, hicieron poco para abrir el marcador pero encontraron la lucidez de su capitán Juan Carlos Arce, quien asistió a Hernán Rodríguez para que se aperture el marcador (43').

Para aumentar el volumen ofensivo de su plantel, Natxo González colocó a Vladimir Castellón en ofensiva y generó más espacios en la última línea de Oriente, lo que le permitió a Víctor Abrego reaparecer con gol, anotando el segundo tanto celeste con un cabezazo (58').

El entusiasmo de los verdolagas disminuía y Hernán Rodríguez con remate desde fuera del área anotaba el 3er gol (61'), ya era goleada para el celeste que cerró su cuenta con tanto de Vladimir Castellón (68'), quien culmina así su periplo como jugador académico.

Alexis Ribera decoró el resultado anotando un penal (79'), para cerrar el marcador y con él una temporada para el olvido en campamento verdolaga.

El final de Bolívar en la temporada 2020 no es el esperado por el tema resultados pero más por la actitud de un plantel que no veía la hora de que termine el torneo más allá de que se tenía leves posibilidades de lograr la corona. Un lugar en la fase 2 de la Libertadores 2021 es lo único que logró un plantel que tuvo tres técnicos a lo largo del año, pero que nunca pudo asentar un equipo base, sobre el que se pueda cimentar el tan prometido proyecto se su presidente Marcelo Claure, quien ya anunció diversos cambios en la plantilla para la próxima campaña.

En Oriente en tanto, se consuma una temporada fracaso en el primer año de Ronald Raldes como titular del club verdolaga, la primera temporada sin participación internacional tras 10 años consecutivos, tampoco tiene un equipo base dado el éxodo de varios jugadores del primer equipo, sobretodo extranjeros, siendo los juveniles promovidos por Erwin Sánchez como la única luz en un túnel muy oscuro.