11383
7M4A5682.jpg

EL ROJO DEL OJO.....

Bolívar cayó ante Wilstermann (2-0) en Cochabamba e hipotecó sus posibilidades de ser campeón al bajar de primero a tercero en la tabla de posiciones y condicionó el título a una caída de Always Ready y The Strongest, el celeste perdió algo más que 3 puntos en el Capriles, considerando los problemas de final de partido.

Wilstermann se preveía como un rival no tan complicado como se acostumbra, dados los problemas internos, con un vestuario dividido, jugadores que por lesión o no...ya no están en estos partidos, además de la salida de Cristian Díaz de la dirección técnica por cuestiones dirigenciales.

Condicionado a ganar para seguir dependiendo de si mismo para lograr el campeonato, el español Natxo González apostó por el mismo onceno celeste que empató sin goles ante Always Ready la semana pasada, en tanto su homólogo rojo, Cristian Díaz debió armar su plantel sin Edward Zenteno por decisión técnica, ni Cristian 'Pochi' Chávez por un desgarro.

Sin mucho tiempo para especular, Wilstermann se puso en ventaja en una escapada de Esteban Orfano por derecha, cuyo centro fue desviado a gol por el salvadoreño Roberto Domínguez (6') en el amanecer del partido.

Con actitud destacable el celeste controló el juego tras el gol en contra, batalló cada balón e hizo méritos para empatar, muestra de ello fue el remate que contuvo el meta paraguayo Arnaldo Giménez a Juan Carlos Arce.

La segunda parte tuvo la misma tónica de la primera, Bolívar controlaba el juego, Wilstermann con la tranquilidad de estar en ventaja y la comodidad de no tener que ir por el partido e incluso se le facilitó el camino. El vasco Natxo tropezó dos veces con la misma piedra, al igual que en el clásico ante The Strongest (cayó por 2-1), quitó del campo a Erwin Saavedra, su principal carta de generación de juego, su reemplazante Víctor Abrego nuevamente fue intrascendente.

El cambio simplificó la tarea de Wilstermann, con una preocupación menos e incluso la fortuna a favor, al menos en este partido, ya que por lesión se retiró Gilbert Álvarez para dar ingreso a su hermano Willan que sentenció al celeste empalmando un centro de Serginho (83').

Le salía todo redondo al aviador, aunque sobre el final en una jugada con provocación del delantero celeste Marcos Riquelme a Serginho, lanzándole el balón, el brasileño respondió con frases que sacaron del partido al punta argentinos una batahola en la que participaron jugadores de ambos planteles y que culminó con expulsión de Guery Vargas a quienes iniciaron la gresca.

Un triste final de Riquelme en el torneo Apertura, del cuál es muy complicado que pierda el título de goleador (tiene 20 tantos y 17 su perseguidor Jair Reinoso), y con la interrogante de si será también su final como jugador de Bolívar.

Lo cierto es que Bolívar, sin Riquelme debe vencer y si es posible con varios goles de diferencia a Oriente Petrolero en La Paz este jueves y esperar una derrota de Always Ready ante Nacional en Potosí y de The Strongest en Santa Cruz ante Blooming, combinación de resultados que le daría el campeonato.

Wilstermann por su lado deberá vencer a Royal Pari en un duelo fratricida en Santa Cruz, que dejará como premio el ansiado Bolivia 4 en la Copa Libertadores 2021 para el ganador, un final no ideal pero si tranquilizador para el ciclo Cristián Diaz en el banquillo aviador.