11264
7ZBHHUWTZNFL5KGPLBFHAMGUYA.jpg

CON LA ‘TRI’ SIEMPRE CUESTA

Bolivia enfrentará este jueves (16:00 HB) a Ecuador un rival más que complicado históricamente en el en el estadio Hernando Siles.

Sólo 2 selecciones tienen un historial idénticos y favorables ante la verde en La Paz por duelos premundialistas, Ecuador (ganó 3 veces, empató 2 y cayó en 2) y Chile (también venció 3, perdió 2 e igualo 1). Siendo el rival del jueves, la ‘Tri’ de Gustavo Alfaro la que mejor se asienta a jugar en el Siles dadas las condiciones geográficas de su capital Quito, también con altura a su favor.

El primer enfrentamiento entre la verde y la Tri en La Paz corresponde a la Copa América de 1963, que culminaría con el único título que ostenta Bolivia en su historia y que culminó con un empate (4-4) en el antiguo estadio Siles, Ecuador fue el único rival al que el cuadro nacional no pudo vencer en aquel torneo. Marcaron para Bolivia Renán López, Fortunato Castillo, Máximo Alcócer y Wilfredo Camacho; por Ecuador anotaron Carlos Raffo, Enrique Raymondi (2 goles) y Jorge Bolaños.

Ya en duelos premundialistas los duelos Bolivia-Ecuador iniciaron en 1993, un 15 de agosto de 1993, la verde se imponía por 1-0 con tanto marcado por William Ramallo, una eliminatoria en la que la verde llegaría a la cita ecuménica de Estados Unidos 1994 y la Tri quedaría eliminada.

Un 12 de enero de 1997, Bolivia se impuso por última vez a Ecuador por Eliminatorias (2-0) con goles de Marco Etcheverry y Jaime Moreno. Aquel equipo nacional, dirigido por Antonio López acabaría subcampeón de la Copa América en julio del mismo año, aunque no lograría el pasaje a Francia 1998, mismo destino que su similar ecuatoriano.

El 6 de octubre de 2001, se daba la caída más catastrófica en la historia de Bolivia en el estadio Siles; un rotundo 1-5 que endosaba el plantel ecuatoriano dirigido por el colombiano Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez. Ulises De La Cruz (2 goles), Iván Kaviedes, Ángel Fernández y Luis Gómez anotaban para la visita, descontó Gonzalo Galindo para la verde, un resultado que le costó el cargo al entonces técnico Jorge Habegger y para Ecuador significó un triunfo capital para clasificar a su primer Mundial en Corea-Japón 2002.

Para el camino a Alemania 2006, Ecuador repitió su hazaña y se encumbró a la Copa del Mundo tras imponerse a Bolivia en La Paz (1-2) con doblete de Agustín ‘Tín’ Delgado, descontó Doyle Vaca para los dirigidos por Ovidio Messa (+).

El último triunfo (1-3, 9 de septiembre de 2009) de Ecuador en La Paz fue marcado por una superioridad física y futbolística del cuadro tricolor que tenía a sus figuras en equipo de primer nivel mundial, (Antonio Valencia acababa de ser transferido a Manchester United, con la misión de reemplazar a Cristiano Ronaldo nada menos). Los dirigidos por Sixto Vizuete se imponían con goles de Edison Méndez, el ‘trencito’ Valencia y Cristian Benítez (+). Gerardo Yecerotte descontó para Bolivia, dirigida entonces por Erwin Sánchez. Recalcar que a la Tri, el triunfo en el Siles no le alcanzó para clasificar a Sudáfrica 2010.

Ya para el camino hacia Brasil 2014, se dio el primer empate en La Paz entre Bolivia y Ecuador, un 1-1 rubricado el 10 de septiembre de 2013 con goles de Jaime Arrascaita y un penal dudoso anotado por Felipe Caicedo. Xavier Azkargorta dirigía por última vez a la verde en el estadio Siles y el colombiano Reinaldo Rueda llevaba a la Tri a su 3ra Copa del Mundo.

El último duelo entre Bolivia y Ecuador en el Siles, se dio el 11 de octubre de 2016, vibrante empate (2-2) con goles de Pablo Escóbar (2 tantos) para los dirigidos por Ángel Guillermo Hoyos y doblete también de Énner Valencia para los pupilos de Gustavo Quinteros. Una igualdad que sepultaba las opciones de Bolivia de llegar a Rusia 2018 y que también es hasta ahora el último punto que logró la Tri en duelos clasificatorios fuera de su territorio.

El duelo que asumirá Bolivia este jueves será capital para el técnico César Farías, que reinicio su ciclo al frente de la verde en la caída ante Ecuador (3-0, el 10 de septiembre de 2019 en Cuenca) y que podría verse interrumpido en caso de una nueva caída y el peor inicio en eliminatorias desde que se implantó el sistema de todos contra todos en 1996 y para Ecuador será también una buena oportunidad para que Gustavo Alfaro ratifique lo hecho en las dos primeras fechas y no sea sólo un Oasis en el desierto, que tenía sumido a Ecuador en los últimos 4 años.