11167
118832094_4194015167279458_1498461560735452876_o.jpg

TODO ES POSIBLE EN EL FÚTBOL SI SE TRABAJA PARA ESO

Antonio Bustamante fue jugador más valioso en la etapa escolar y universitaria en EEUU; ahora pretende destacar en Blooming.

El talento y entrega en cada uno de los entrenamientos tiene buena repercusión en la Selección Nacional, que apuesta también a la sangre nueva, como la de Antonio Bustamante, quien es una de las alternativas de Bolivia en las eliminatorias del Mundial de 2022.

Nacido en Fairfax, Virginia en 1997, Antonio Bustamante, desde 2012 comenzó su formación en la DC United Academy, destacando como jugador en etapa escolar y universitaria, siendo incluso seleccionado como MVP (más valioso).

Tras destacar en la preparatoria, se fijó siempre al DC United como prioridad, donde fue observado por el cuerpo técnico comandado por César Farías, quien le dio la oportunidad en el Preolímpico de Colombia, donde destacó por su entrega y talento.

“Me siento bien. Estamos trabajando duro y se necesita eso, se tiene un objetivo, tenemos que seguir entrenando duro, para complementar todo lo planificado”, afirmó el jugador.

Bustamante no escatima esfuerzos en cada sesión de entrenamiento, “cada día se entrena más, yo puedo jugar bien y entenderme con los compañeros”.

Al igual que todos, también pretende ser tomado en cuenta en los dos primeros partidos de eliminatorias mundialistas. “Si yo jugara ante Brasil y Argentina sería una buena oportunidad para demostrar, Brasil tiene talentos pero nosotros entrenamos duro y eso es importante”.

En torno al mejor resultado, dijo que “es posible ganar, todo es posible en el fútbol y se trabaja para eso”.