11094
cesar-salinas-fbf_1idh3tmdvmufr1hgo0tmwqv32d.jpg

AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR

Todo comenzó con sus ganas intrépidas de formar parte de la dirigencia del equipo de sus amores. En aquellas jornadas gloriosas del “TRI” atigrado, el empresario llegó a ser primer vice presidente de Kurt Reintch. Poco visible mediáticamente, fue parte del desarrollo de un The Strongest que pasaba por arriba de quien se le topaba.

Fue en 2014, ya consolidados y con títulos en la espalda, Reintch y Salinas fueron reelegidos por los socios y la hinchada atigrada para seguir manejando los hilos del club. Pero sucedió lo inesperado. Reintch es detenido por procesos judiciales personales ligados a la Cooperativa San Luís y Cesar Salinas asume la presidencia de la institución.

dirigencia-tigre.jpg

Como olvidar aquellos primeros días de febrero de 2015, cuando comandó la delegación atigragada en Morelia – México. Se jugaba la pre Libertadores ante los Monarcas, el gol de Pablo Escobar y aquel empate fue el paso a la fase de grupos de aquel año. El primer éxito de Salinas como presidente, compartido siempre por su familia, que en una de las tribunas del estadio mexicano acompañaban y festejaban el logro de esa noche.

La sed de gloria lo llevó a mirar más alto y es así que se dispone a contratar al internacional Cesar Farías. El técnico que estuvo cerca de llevar a la selección venezolana a una Copa del Mundo. Salinas fue un convencido de su entrenador, de su elegido.

The Strongest consigue el título del Clausura 2016, aquel recordado 24 de diciembre, probablemente uno de los días más felices de Salinas en su paso por The Strongest. La gloria del empresario hizo que mire todavía más alto. En 2017, conjuntamente Cesar Farías a la cabeza de su cuerpo técnico, llegan a los octavos de final de la Copa Libertadores. Los logros deportivos aumentaban de a poco. Es cuando Salinas mira la Federación Boliviana de Fútbol como el instrumento para cumplir el sueño del país futbolero: llegar a la Copa del Mundo.

FB_IMG_1595258707288.jpg

El 10 de abril de 2018 en elegido como presidente de la FBF, después de haberse realizado el Congreso en Tarija. Salinas manejaría la Federación hasta junio de 2022, como manda el estatuto. Formó el Comité Ejecutivo, con Marcos Rodríguez, Robert Blanco como sus vice presidentes, Antonio Decormis, Jaime Cornejo, Rolando Aramayo y Lili Rocabado como directores. Además de Freddy Téllez como Director Ejecutivo, su hombre de confianza, su mano derecha, quien lo acompañó desde The Strongest.

En enero de 2019, nombró a Eduardo Villegas como director técnico de la selección nacional. Uno de los logros de Salinas, que resaltaron su presencia en la Federación, fue consolidar un amistoso con la selección francesa, campeona del mundo. Después, el equipo nacional jugó la Copa América. Con tres resultados en contra, Salinas decide destituir a Villegas y contratar a su técnico, al hombre al cual depositó todo su fe en campo de juego: Cesar Farías.

f_2018-05-16_107.jpg

La casa de la verde era otro sueño de Cesar Salinas, proyecto que se encamina de a poco y que para 2022 espera fortalecer cimientos. El objetivo es hacer realidad un centro de trabajo necesario para la selección boliviana.

AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR. Más allá de decisiones erradas o acertadas, Cesar Salinas luchó y vivió por el futbol boliviano, para que la selección tenga su casa, para que el equipo de todos vuelva a una Copa del Mundo.

Maldita enfermedad que se llevó al mandamás federativo, al empresario, al dirigente, al esposo, al padre, al hermanó al amigo. HASTA PRONTO, DON CESAR.

0000189902.jpg