10995
AFP_1RS0F5.jpg

EL BAYERN ES PUNTERO Y ALEMANIA JUEGA INÉDITA JORNADA

El principal estadio de Berlín estuvo en las miradas de los futboleros del mundo, el líder Bayer enfrentaba al Unión Berlín por la fecha 26, la victoria de la visita por 2 a 0 sólo confirmó la superioridad de los punteros ante un débil equipo capitalino que no pasa de la decimo segunda posición, muy lejos de clasificarse a un torneo internacional.

Un estadio desolado, sin público, recibió a ambos equipos el Bayern actuó con casacas blancas entendiendo q los locales vistieron de rojo. Además de los titulares y los jueces toda persona que se encontró en el estadio utilizó barbijo y se mantuvo, entre ellos, la distancia de poco más de un metro, incluyendo los ocupantes del banco de suplentes. El sorteo y ya el habitual saludo con los codos daban luz verde al inicio del cotejo.

A los 17 minutos, con ayuda del VAR, el árbitro anuló un gol por posición adelantada a Muller y ahogó el festejo de codos de los jugadores del Bayern y del abrazo Gnabry con el goleador. Sin embargo, a los 37 minutos el silencioso estadio ayudó a escuchar la patada que Subatic otorgó a Goretzka en el área local, el juez no dudo en cobrar la pena máxima que Lewandowsky se encargó de cambiar por gol, los codos le llovieron al delantero festejando el gol válido. Así termino el primer tiempo, claramente se vio un pobre espectáculo producto de la falta de competencia a causa de la pandemia.

En la segunda parte la única emoción llegó al minuto 80 después de un tiro de esquina de Kimmich, se elevó el francés Pavard ganando en el salto a los defensores del Berlin para anotar el 2 a 0,definitivo, tibio fue el festejo con intenciones de abrazo y desembocando en toque de codos.

Así se vivió el juego más importante de la jornada 26, a falta de 8 fe has para el final el Bayern de Munchen es líder con 58 puntos, 4 más que su escolta el Dortmund. En el otro juego de este domingo el Koln y el Mainz empataron 2 a 2.