10865
7C577A5D-8D1D-401F-874D-7E66014A00CD.jpeg

Bolívar y su nueva joya que brilló en su debut

La noche del miércoles en el Hernando Siles fue fría no solo por el clima sino también por el fútbol que mostró Bolívar. En el partido frente a Aurora el primer tiempo fue frío con poco fútbol con un equipo desconectado y con un público molesto por la producción celeste.

En el segundo tiempo Bolívar encontraría en Ábrego el abrigo necesario para abrazar a su hinchada, el hombre de la noche fue sin duda "Ábrego". Pocas veces se ha visto un romance tan rápido entre una hinchada y un jugador; pero la producción de Victor Ábrego lo hizo posible. Ábrego brilló en la selección sub 23 y Bolívar decidió su contratación, el jugador que ya había jugado en la división profesional junto a Destroyers dio salto merecido en su carrera. "Nervios" declaró Ábrego cuando le preguntaron de sus sensaciones antes del debut, sensaciones que se esfumaron en cuanto mostró su fútbol.

Punto alto para el cuerpo técnico que le dio la confianza pero punto más alto para el jugador que supo como ganarse a la hinchada. La historia de Victor Ábrego es la clásica historia del "underdog", del tipo que viene luchando desde abajo contra viento y marea para llegar lejos, una historia que ahora se ve reflejada en Victor Ábrego la nueva sensación de Bolívar.

Ábrego, Ábrego, Ábrego coreaba el Hernando Siles, la hinchada de Bolívar y a aquel joven de San José de Chiquitos que tuvo una infancia dura de constante lucha, a aquel joven que jugó en Pailon y pasó a Destroyers se le llenaron los ojos de lágrimas porque el debut era el soñado, doblete, penal provocado y una asistencia. Victor Ábrego llegó a Bolivar y comenzó a escribir su historia en el celeste con pie derecho.