9843
20190709_185010.jpg

Bolívar, una vitrina en el fútbol

La salida de Marcos Riquelme de Bolívar muestra una vez más la vitrina que está siendo el celeste en los últimos años para la salida de sus jugadores al exterior, importantes salidas que han generado dinero al cuadro paceño.

El año 2013 se dio la transferencia de Damián Lizio al equipo de Unión de Santa Fe, el argentino tuvo un gran desempeño el 2012 lo cual fue suficiente para que los argentinos se fijaran en su persona, paseó su fútbol también en el fútbol árabe, en O’ Higgins de Chile y Botafogo de Brasil.

Una de sus mayores importaciones fue la de Ronnie Férnandez quien después de tener un gran torneo el 2017 dejó el celeste a mitad de año por la cifra de dos millones de dólares, su destino fue el Al Fayha de Arabia Saudita, luego paso al Al Nasr de Emiratos Árabes.

Junto al chileno, dejó el club Erwin Saavedra pero con otro destino más cercano. El boliviano partió al Goias de la segunda división de Brasil donde no vio muchos minutos y al final de la temporada retornó a Bolívar.

A finales del 2017, Gastón Sirino fue otra de las grandes salidas que tuvo el cuadro celeste donde a finales de ese año partió rumbo a Sudáfrica al Mamelodi Sundowns, club que compró la mitad de su pase. Otro que dejó la institución celeste en el mismo año fue Matías Dituro, el argentino formó parte de Universidad Católica todo el 2018.

Está temporada se dio la salida de Marcos Riquelme a la Universidad de Chile a préstamo, el argentino fue pedido por un ex entrenador de Bolívar, Alfredo Arias. Un detalle no menor, Beñat San José igual salió bicampeón con Bolívar en el 2017 y le sirvió para irse a dirigir a la Universidad Católica de Chile donde luego saldría campeón.