7561
Holanda

Holanda destrozó a Alemania

Holanda ha derrotado este sábado de forma merecida a Alemania por un contundente 3-0 en el que ha sacado a relucir todas las carencias de la ‘Mannschaft’ en el que puede haber sido el último partido de Joachim Löw en el banquillo teutón, muy cuestionado tras su fracaso en el pasado Mundial de Rusia, en el que no superó la primera fase.

Virgil Van Dijk, tras un saque de esquina poco antes del descanso, y Memphis Depay y Georginio Wijnaldum, tras dos contragolpes, fueron los autores de los goles ‘oranje’ que permiten a los de Ronald Koeman situarse segundos del Grupo 1 de la Liga A de la UEFA Nations League.

El partido arrancó con una Alemania que quería tener el control y trataba de presionar la salida de balón holandesa. De Ligt, muy nervioso e inseguro en los primeros minutos, y Van Dijk jugaron con fuego en más de una ocasión por culpa de ello. Precisamente la primera ocasión clara fue a cargo de un Timo Werner, muy incisivo en los primeros minutos, que se plantó ante Cillessen pero remató directamente fuera (14’). Tres minutos más tarde, el portero del FC Barcelona salvó a los suyos con un paradón para evitar el tanto de Müller.

Con el paso de los minutos Holanda pasó a tener el control. De Ligt no tenía tantos problemas para sacar el balón, mientras que De Jong pasó a ser más visible en la medular. Eso se tradujo en el minuto 29 con el 1-0 de Van Dijk, que aprovechó un rechace de un remate previo al larguero de Babel, tras una indecisión de Neuer, para marcar de cabeza.

Alemania no supo recuperarse del golpe y de forma milagrosa, Ginter evitó que Babel marcara el segundo a placer poco antes del descanso.

Sentencia al contragolpe

Löw no hizo cambios en el intermedio, pero viendo que no lograba cambiar la dinámica del encuentro, hizo un doble cambio para dar entrada a Sané y Draxler en vez de un Müller con cara de muy pocos amigos y Emre Can. Con el cambio los alemanes recuperaron la presencia en ataque perdida. El extremo del Manchester City tuvo la mejor ocasión para empatar tras un excelso pase al espacio de Kimmich, pero su potente disparo se marchó fuera demasiado cruzado.

Koeman contrarrestó a su homólogo dando frescura en ataque con Promes y Groeneveld, y situando a Blind de mediocentro y al recién incorporado Aké en el lateral. Alemania dejó muy desprotegida su defensa, y Holanda cada vez asustaba más con sus contragolpes, hasta que en el 86’ Depay anotó el 2-0 que sentenciaba el choque.

En los minutos restantes, el delantero del Lyon aún remató una vez al poste, mientras que Wijnaldum anotó el definitivo 3-0 que certificaba la crisis en la que se encuentra la selección alemana y de la que no parece encontrar la salida. Pese a lo mucho que le ha dado a la ‘Mannschaft’, parece que llegó el momento para que Joachim Löw dé un paso al lado.

Foto: Eurocopa 2020

TTexto: Mundo Deportivo