5756
Pochetino-Tottenham

Pochettino: ni cláusula ni pacto para salir del Tottenham

El Real Madrid tiene un pequeño elenco de entrenadores donde escoger, pero hay uno en particular del que se tienen todas las referencias posibles y que se ha convertido en el objetivo número uno del club para reemplazar a Zinedine Zidane: Pochettino. Se habla de Arsene Wenger, de Allegri, de Löw, de Conte, incluso de Guti o Santi Solari, pero Florentino Pérez, que a mitad de esta temporada temió la marcha del entrenador francés, lleva meses recabando información sobre el mánager del Tottenham. De hecho, incluso estando en el Espanyol, Pochettino ya entró en el radar del presidente blanco.

La trayectoria del entrenador hispano-argentino ha sido ascendente desde que empezara en los banquillos en el Espanyol. Se quedó en el Cornellá-Prat quizá algo más de los que debía por amor a los colores y lealtad a directivos del club, pero tras decidir dar un paso al lado le surgió la posibilidad de fichar por el Southampton antes de la ola de entrenadores de nuestra liga que hoy lleva clubes importantes en Inglaterra. Rafa Benítez había abierto la puerta, a Roberto Martínez le denominan “entrenador británico nacido en España”, Juande Ramos ganó también títulos, pero Pochettino empezó a normalizar ese traspase de talento en los banquillos.

El año y medio en el Southampton, con victorias sonadas contra los campeones Manchester City, el Liverpool o el Chelsea, acabó porque la gente que le había traído empezó a desaparecer del club. El Tottenham le ofreció la posibilidad de cambiar una dinámica negativa de una institución perdida pero con posibilidades, aunque sin el dinero de otros, y cogió el toro por los cuernos. Debió cambiar la cultura del club, la mentalidad de la directiva e incluso la afición, y acabó por convertir al club, por debajo de los seis grandes en cuanto a gastos e ingresos, en el más estable de todos, con presencias habituales en la liga de Campeones, mientras se ha ido construyendo un estadio nuevo.

Sir Alex Ferguson le quería en el Manchester United y Roman Abramovich le ha intentado convencer para sustituir a Antonio Conte este verano, pero hace poco más de una semana Pochettino firmó un nuevo contrato de cinco años con el Tottenham, con un cambio sustancial y una dificultad. En el anterior existía cláusula de rescisión, pero en este nuevo no hay cláusula ni pacto verbal para dejarle salir si el Real Madrid llama a su puerta. Por lo que los blancos tendrían que tratar el fichaje del argentino directamente con Daniel Levy, presidente del Tottenham y un hueso a la hora de negociar.

Foto y texto: Diario AS