5292
arbitros.

Los hinchas se la toman con el árbitro

Ricardo Marques Ribeiro pasó en cuestión de segundos a ser el hombre más odiado del partido. Los hinchas atigrados no aguantaron el tercer gol de los paraguayos, luego de que pitó penal una falta de Daniel Vaca sobre “Tacuara” Cardozo. El lungo atacante paraguayo anotó el tercero con categoría, además se avivó al provocar al golero atigrado, quien no aguantó la provocación.

Unos segundos más tarde, el brasileño decidió terminar el partido. Ahí, todo se le vino abajo, los hinchas le dijeron de todo. Tuvo que pasar algunos minutos para que finalmente se fuera del campo de juego, en medio del fuerte resguardo policial.