Deportivo Futbolmanía Bolivia

Independiente

Independiente sueña con la Copa

Dicen que las finales se ganan, pero Independiente no sólo ganó la primera final de la Copa Sudamericana ante Flamengo, si no que además lo hizo con autoridad, fútbol y determinación desde el primer momento, a pesar de haber sufrido en los primeros minutos con el gol de Réver.

Sufrir es una manera de decir, porque aunque el conjunto brasileño se puso en ventaja a los 9’ del primer tiempo, el Rojo nunca sintió el cachetazo ni perdió el control. Como si nada hubiera pasado, el equipo de Holan presionó y acechó al rival de tal modo que a los 29 encontró el empate en los pies de Emmanuel Gigliotti, tras una linda jugada colectiva. Un Gigliotti que lleva cuatro goles en siete partidos jugados en la Copa y que se olvidó por completo de aquel que falló un penal en las semis de la Sudamericana 2014 ante River.

Pero además del Puma, el Rojo tiene a Barco, que con 18 años parece un viejo experto en jugar finales. Y tiene a Meza, que recibe un centro en el borde del área con la final 1-1 y todo el Libertadores de América exigiéndo un gol con urgencia y mete una volea exquisita de derecha para darle el triunfo a Independiente. Una victoria que le permite soñar con, después de siete años, volver a alzar una Copa que le haga honor a su apodo. Una victoria que, aunque no es abultada, le permite a Independiente ir al Maracaná con dos resultados a favor para festejar y, aunque no le será fácil, ya dio un pequeño paso hacia la gloria.

Foto: Club Independiente oficial; Texto: Goal.com