Deportivo Futbolmanía Bolivia

Barcelona empate

El Barça abre la Liga

Cuando parecía que el Barça había superado los puertos más difíciles de este tramo de la Liga apareció el Celta en el Camp Nou y le arañó dos puntos al líder que ve como empieza a agrietarse su ventaja al frente de la tabla. El equipo gallego arrancó un meritorio empate a dos en un partido en el que si bien el Barça tuvo más ocasiones, el conjunto de Unzué supo jugar con tanta inteligencia como buen gusto con el balón liderados por un Iago Aspas que dio un verdadero recital en el Camp Nou.

Le faltó al Barcelona más remate que juego y falló el equipo de Valverde en la defensa, justo la línea del equipo que más sólida se había mostrado hasta el momento. En este sentido, hay que destacar la personalidad del Celta, que supo buscar muy bien la espalda de los centrales blaugrana, que no tuvieron su día más inspirado. Para colmo de males, Umtiti, el defensa más fiable del Barcelona, tuvo que abandonar el campo lesionado en la jugada que le valió el tanto del empate al equipo gallego.

El partido no dio un minuto de tregua. En la primera jugada del encuentro Sergi Gómez, que reaparecía tras una elongación en el sóleo tuvo que dejar el terreno de juego con una luxación en el hombro después de que Suárez le estirara el brazo en lucha por un balón.

Ni este contratiempo varió el plan de un Celta que dejó claro desde el principio que quería disputarle el balón al Barcelona. El equipo blaugrana, de nuevo pertrechado con Paulinho en el centro del campo en detrimento de un tercer delantero, vio como entre Aspas y Sisto le buscaban constantemente la espalda a su defensa. Eso sí, cuando el Barcelona recuperaba el balón y encontraba a Messi, el partido cambiaba de decorado.

En este contexto se produjo un primer intercambio de golpes espectacular. El Barça había avisado mediante una cabalgada de Messi, pero fue el Celta el que pegó primero gracias a la inteligencia de Aspas al contragolpe marcando el 0-1. No tardó en devolver el golpe el Barça mediante Messi, que cazó un balón en el área que Paulinho había puesto buscando a Suárez.

Con el 1-1 llegaron los mejores minutos del Barcelona gracias a Messi, que fue el inicio y el final de todo lo bueno que hizo el Barça en una racha de juego brillante que culminó con un nuevo pase de Messi a Suárez, que batió a Rubén, pero su gol fue anulado por un fuera de juego que no era.

La segunda parte se inició con una jugada de Paulinho, que tras regatear al portero no vio portería. Parecía que al .Celta se le iba a hacer muy largo el partido, especialmente cuando tras una nueva combinación entre Messi y Alba, pudo Luis Suárez marcar un tanto que parecía archivar el partido.

Pero el Celta, liderado por un Aspas sensacional demostró una gran personalidad y aguardó su oportunidad, que llegó en una jugada en la que todo le salió mal al Barcelona. En una misma jugada el Barça perdía la ventaja en el marcador y a Umtiti.

Con 20 minutos por delante, Piqué volvió a fallar tras regatear al portero en una jugada ensayada y el Barça se estrelló una y otra vez ante la defensa de un Celta que jamás renunció al contragolpe y que pudo incluso llevarse los tres puntos, pero Ter Stegen conjuró la ocasión de Pione Sisto. El Celta abrió una herida y la Liga.

Foto: FC Barcelona oficial; texto: Diario AS