2002
Álvarez

¡Cochabamba se respeta!

Wilstermann dio un gran paso para acceder a la semifinal de la Copa Libertadores, tras golear hoy a River Plate (3-0) en un estadio Félix Capriles abarrotado. Fue la jornada soñada por los rojos que también dieron un regalo a la afición cochabambina, que hoy también tuvo otro motivo para celebrar.

Al aviador le salió todo bien, hizo un partido perfecto. El partido arrancó y tuvo que pasar 4 minutos para que Wilster encuentre el gol con una gran tijera del capitán Edward Zenteno. Golazo. El estadio reventó de alegría por el tanto y eso que la noche recién empezaba. El equipo argentino no tuvo otra que salir a buscar el empate pero se encontró con una defensa muy solida del cuadro local, liderizados por Alex y el nacional Zenteno que prácticamente fueron impasables.

Entre ambos se dieron modos para frenar a los delanteros de River Plate, el millonario no encontraba profundidad ni llegaba con claridad al arco defendido por Raúl Olivares. El primer tiempo acabó con ventaja mínima para los locales.

La segunda parte empezó con un River que salió a proponer, dominó el balón, buscó el arco aviador pero Wilster se defendió con bastante orden y fue el que encontró el gol, el segundo de la noche. A los 50 minutos, el “millonario” se falló la opción del empate, tras un gran cabezazo de Scocco que encontró a Silva para sacar el balón de la línea. Al minuto, los locales encontraban el gol de la tranquilidad, “Pochi” Chávez dominó el balón, esperó y mandó un centro preciso para que Gilbert Álvarez empuje el balón al fondo de la redes, el estadio explotó de alegría de nuevo, se vivió una verdadera fiesta en Cochabamba. Los globos rojos fueron un espectáculo, mientras Alvarez gritaba y se dirigía a la hinchada de River para decirle "aquí no...Cochabamba se respeta".

River Plate no tuvo otra que adelantar líneas, pero no se mostró efectivo. Scocco falló dos claras ocasiones para abrir el marcador, una de ellas con el arquero vencido. Olivares fue creciendo y tapó dos remates de larga distancia, ahogando el grito de gol de los argentinos. Cuando River parecía que iba a descontar, una contra muy bien llevada por Álvarez, que se llevó el balón desde el medio, además cedió un gran pase para Christian Machado que fusiló al arquero Germán Lux con un tremendo "misil". Gran efectividad del equipo cochabambino que ve más cerca el sueño de llegar a semifinales de la Copa Libertadores. La siguiente semana, para ser más exactos el jueves 21 de septiembre se jugará la revancha en el Monumental y River tendrá una misión difícil. Wilster en cambio dio un gran paso para seguir adelante con sus aspiraciones y los sueños de todo un país.