1660
ribera

Ribera asumió con el corazón operado

Carlos Ribera, el flamante presidente de la Liga, señaló que asumió de manera irresponsable la presidencia de la División Mayor del Fútbol nacional, imbuido por su deseo de ayudar al fútbol boliviano  esta en aguda crisis.

"De manera irresponsable asumimos este desafío, ni siquiera escuché a mi familia, estoy operado del corazón pero igual decidí trabajar por el fútbol,  y sofocamos el primer incendio, habrá fútbol el fin de semana, algo bueno para iniciar las actividades", remarcó el dirigente cruceño.

En torno a la destitución del anterior secretario general, Freddy Téllez,  señaló que

"tiene siete faltas injustificadas y tres de manera correlativa, el consejo superior decidió revocarle el mandato; creemos que quien tenga un mandato es para que trabaje no que se quede en su casa, estoy tranquilo porque estos ilegales  solucionaron este problema en tres horas, prefiero que me digan ilegal a flojo. Alguien tenía que poner el pecho, los ocho clubes me pidieron que me haga cargo y estoy ahí", subrayó el dirigente.

En cuanto al monto de dinero que se debe y como se garantizará su pago, explicó que "los 600 mil dólares ya está pignorado, hubo plata en efectivo con lo que se garantiza que cobren lo que se les debe. Lo único es que se deberá esperar dos meses".

Ribera, finalmente, ponderó el hecho de que en tres horas se solucionó el problema de la Liga, algo que lograron hacer los anteriores dirigentes.