618
Pueblo.

El ascenso en manos de Aurora

Aurora obtuvo esta tarde un valioso empate y con sabor a triunfo (2-2), en el lance jugado en el estadio Ramón Aguilera Costas ante Destroyers, en el marco de la final de la Copa Simón Bolívar.

El resultado dejó un sabor amargo para los locales, que tal vez se confiaron y que no pudieron mantener la diferencia en el marcador que tenían, porque iban ganando 2-0, sin embargo, una gran remontada de los auroristas, le permitió empatar el partido a 2. Por este motivo, con un triunfo con cualquier marcador y en su propio patio, el elenco de Aurora podrá acceder al ascenso directo a la Liga.

 Al final de los 45 minutos, los canarios tenían una cómoda ventaja de 2-0, pero no supieron mantener la misma, porque al final el encuentro terminó emparejado.

A los 20 minutos, el primer tanto vino por obra de Angel Cuéllar, quien remató al arco tras un rebote. La presión de los locales era asfixiante porque dos minutos después del primer gol, vino el segundo por intermedio de uno de sus mejores hombres, Diego Paz, quien aprovechó muy bien una cesión de Luis Osinaga.

Tras los dos goles, los locales como que se relajaron y le permitieron la reacción a los visitantes, quienes poco a poco fueron subiendo la intensidad del ataque.

Poco a poco se hizo del control del balón, por eso es que no extrañó que anotaron el tanto del descuento, por intermedio de Ariel Torrico, a los 75 minutos.

 Poco a poco, el dominio se hizo total, mientras los canarios fueron perdiendo los estribos y perdiendo jugadores, salió expulsado Osinaga, dejó a Destroyers con uno menos.

 Y, a 8 minutos del final, Bryan Aranibar, puso la cuenta 2-2, ante el desconcierto de los jugadores del cuadro local.

 Así las cosas, todo se define en una semana en el Félix Capriles de Cochabamba. El que gane asciende, la ventaja es para el valluno que jugará de local.