Neyllorando

Neymar se derrumba con el pitido final

Fue al acabar el partido y Neymar venirse abajo, llorando desconsoladamente, tapándose la cara para no ser visto, con sus compañeros intentando calmarle. El 11 se tiró al césped con el pitido final y no dejó de llorar hasta que se metió en el vestuario.

Neymar fue de nuevo de los más activos del equipo, pero sin el acierto que tuvo contra el PSG. El K.O. de la Champions resta un año para reinar en Europa a la MSN y pone mucho más difícil el Balón de Oro para un Ney que además no podrá jugar el domingo en el Bernabéu por sanción.

Su madre a través de instagram quiso consolarle con un mensaje muy emotivo: "Mi amor, sé que esta vez no salió como te gustaría, pero Dios sabe todas las cosas, y tu eres y serás siempre un vencedor. Levanta la cabeza y sigue porque todo pasa. Le agradezco a Dios por todo, principalmente por nuestras derrotas, porque sé que lo mejor está por venir. Ya eres un vencedor, pero en Cristo Jesús", escribió. (Foto y texto: Marca-España)