Alejandro Chumacero está alegre pero es cauto por lo que viene.

Chumacero se prestó la capitanía de Escobar

Alejandro Saúl Chumacero Bracamonte volvió con una sonrisa y con la seguridad de que se dio un gran paso en Lima, Perú ante Sporting Cristal pero que aún resta bastante y sobre todo ganar los dos partidos de local ante el mismo rival peruano y ante Santos.

“Se logró un buen punto, ahora hay que ganar en La Paz los partidos que restan”, dijo el volante atigrado, quien fungió como capitán.

A propósito,  afirmó que se siente orgulloso porque fue capitán anoche ante Sporting Cristal, pero aclaró que el cintillo es prestado y se lo tiene que devolver a Pablo Escobar.

Escobar Olivetti no estuvo en el encuentro por estar suspendido, y el golero Daniel Vaca era el segundo capitán, pero el golero, en un acto de desprendimiento cedió la capitanía a Chumacero, el actual goleador de la Libertadores.

El plantel arribó hoy antes del mediodía a La Paz, los jugadores tuvieron descanso y este jueves volverán a los entrenamientos con miras a Guabirá, el sábado.